El Blog de Carlos Torres Guillem

Tan cotilla como tú ;)

» Font Size «

Archive for noviembre, 2012

A la hora de hacer una reparación o una reforma en una casa antigua, probablemente te encuentres con que las tuberías son de hierro galbanizado. Esto puede ser un contratiempo, ya que la soldadura de hierro y cobre es muy complicada y además desaconsejable. Esto es debido a que en una tubería de abastecimiento de agua cuando el cobre y el hierro entran en contacto se produce un fenómeno químico denominado electrolisis, que produce una corrosión del hierro no a muy largo plazo.

Por suerte este contratiempo tiene una solución sencilla. Simplemente evitaremos la soldadura para hacer la unión entre cobre y hierro mediante un racor. Personalmente os aconsejamos que utiliceis un racor Gebo (denominado así por ser la marca del fabricante).

Con el racor Gebo podrás unir diferentes secciones de tubo desde 2″ hasta 3/8″. No obstante es necesario seguir atentamente las recomendaciones del frabricante para que la unión sea fiable y duradera. En primer lugar la tubería debe ser cortada recta, limpiarla de rebabas e impuereza y cercionarnos de que no está deformada ni tiene rosca. Tampoco debemos introducir los tubos a tope, es decir deberemos dejar una pequeña distancia de al menos 7 mm. En la tubería de cobre soldaremos una racor para luego roscar al racor Gebo.

1. Tuerca , 2. Anillo de compresión, 3. Ranura , 4. Arandela, 5. Junta de goma, 6. Cámara hermética , 7. Racor

La tuerca, el anillo de compresión, la arandela y la junta de goma se deben colocar en el final del tubo tal como lo indica el dibujo. La junta de goma debe introducirse como mínimo 10 mm. en el final del tubo. Introducimos el tubo en el racor comprobando que este bien colocado y apretamos la tuerca evitando que los tubos giren. Como seguramente no tendrás una llave que mida la presión de apriete, debes apretar bien la tuerca pero no excesivamente. De otro modo es posible que estropees la junta de goma.

El racor también nos permite hacer un montaje recto o con un pequeño ángulo. En el caso de que la unión entre hierro y cobre esté recta el anillo de compresión debe colocarse con la ranura en sentido hacia la tuerca, en el segundo caso la ranura tiene que estar orientada hacia la cámara hermética .